martes, 3 de julio de 2012

¿QUIÉN ERA SARA CHAMBELAIN DE ECCLESTON?: VIDA Y OBRA


{ACLARACIÓN: Trabajo de recopilación de datos y contextualización de mi autoría, para la cátedra "Historia de la Educación Argentina"}

DATOS BÁSICOS:
       Sara Chamberlain nació el 8 de abril de 1840 en Lewisburg, Pennsylvania, Estados Unidos y falleció en Buenos Aires, Argentina, el 10 de octubre de 1916.
      Formo parte de los contingentes de maestras norteamericanas que Sarmiento convocó para mejorar la educación nacional. Desde su especialización en jardines de infantes y en el sistema de Froebel, realizó una notable labor, actualizando los programas de estudio y creando la carrera de maestra jardinera, que hasta ese entonces no existía en nuestro país. 
Su compromiso con la promoción de este nivel de enseñanza y las funciones que le tocaron ocupar la constituyeron en la principal animadora de los jardines de infantes en esta etapa fundacional del sistema educativo argentino. Es por este motivo que en la actualidad se la conoce como "La abuela de los Jardines de Infantes"

BIOGRAFÍA:
Sara Chamberlain nació el 8 de abril de 1840 en Lewisburg, Pennsylvania, Estados Unidos. Descendió de una familia distinguida y recibió una educación sobresaliente en la Escuela de Señoritas anexa a la Universidad de Bucknell, graduándose en el año 1858. Pocos años después de dejar el Instituto Femenino Bucknell, trabajo como enfermera de la Armada (organismo semejante a la Cruz Roja) durante la Guerra Civil. Allí conoció al capitán Charles Friederick Eccleston, con quien se casó el 24 de octubre de 1866. Con él tuvo dos hijos, John-nacido en 1868- y Emily –nacida en 1869-. Nueve años más tarde el capitán Eccleston falleció, dejando a Sara viuda a los 35 años de edad, con dos hijos de 7 y 6 años respectivamente, a los cuales criar. Los padres de Sara trataron de convencerla insistentemente para que ella y los niños se quedaran con ellos, quienes estaban en una buena posición económica. Sin embargo, Sara tenía muy clara su vocación de enseñar y sus ansias de independencia, lo que hizo que rehusara de esa ayuda. Así lo testimonio en su diario:
"En el verano del `76 decidí cumplir mi deseo de prepararme para ser maestra de jardín de infantes, a pesar de la oposición de mi madre, hermanos y parientes. Quería ser independiente, y no depender de ellos, quienes pretendían mantenerme a mí y a mis hijos."– (Palabras del diario argentino de Sara Eccleston) [1]
      Estas palabras reflejan el coraje y la propia seguridad que marcaron su vida personal y profesional. Ese mismo año (1876) se fue a Filadelfia, donde comenzó a capacitarse para el nuevo campo de enseñanza que surgía: el kindergarten. Curso en la escuela normal de la Srta. Ruth Burrits y se graduó en 1877 con excelentes notas. En ese tiempo conoció, a Domingo Faustino Sarmiento, a través de la amistad de éste con las hermanas Elizabeth y Mary Peabody de Mann. Estas últimas, le habían transmitido al por entonces, Ministro del Interior, Sarmiento, la necesidad de implementar el jardín de infantes “como sustento de la educación primaria”.
     
      Al poco tiempo de graduarse, comenzó a ejercer la docencia, en un kindergarden de su pueblo natal, donde consiguió en poco tiempo, ser reconocida por la comunidad. En él trabajó durante tres años. En 1880, el Estado de Minesota, la convoco para crear en Winona, una Escuela Normal de Profesoras de Kindergarten, a lo que se dedico por más de tres años y medio. A su vez, comenzó a realizar viajes a Chicago y Misuri para estudiar sus Jardines de Infantes que, en esa época, eran los de mayor reputación en Estados Unidos.

      Al mismo tiempo, en nuestro país, como lo explica Puiggrós (2009) en uno de sus capítulos, comenzaba un período de organización del sistema educativo nacional. El censo de 1869, ponía de manifiesto que sobre una población total de 1.737.076, más de un millón de habitantes no sabía leer ni escribir. Fue a raíz de este conflicto, que Sarmiento comenzó a trabajar con mayor fervor por la instrucción pública.

“La sociedad necesitaba un pueblo educado, y necesitaba además preparar masivamente a las nuevas generaciones para el uso de la inteligencia individual. Esto era imperioso por dos motivos. Uno, ligado a un derecho que los individuos comenzaban a gozar a partir del avance de la concepción democrática. El otro, vinculado directamente a las aptitudes individuales para acompañar el proceso de desarrollo (Lebedinsky, 2009).[2]  Fue Sarmiento, quien a partir de estas ideas y con el fin de extender la educación pública, fundó en 1870, la Escuela Normal de Paraná; a la que le siguieron otras 38 escuelas normales. A su vez, vio la necesidad de traer a maestras ya graduadas y especializadas en la educación primaria e inicial, para que dieran clases en estas nuevas instituciones.

En 1883, Sara Eccleston, recibió la invitación para sumarse al grupo de maestros norteamericanos que viajarían a Argentina, para ayudar a reforzar el sistema de educación pública. Inmediatamente acepto. Es así como el 24 de Agosto de ese mismo año, arribó a nuestro país, acompañada de su hija Emily, de 14 años. Fue necesario que ella pusiera todo su coraje y determinación para poder sobrellevar todo ese primer año. Más tarde dejaría escrito en su diario personal que las mayores dificultades eran el idioma, la adaptación de su hija y su religión protestante. 
Poco después de su llegada, en compañía de un grupo de colegas, se trasladó a Paraná, en cuya Escuela Normal organizó, por iniciativa de José María Torres, el Departamento Infantil, que empezó a funcionar el 4 de agosto de 1884, bajo su dirección. En los meses previos a esta inauguración, Eccleston, se encargo de mejorar su idioma castellano y de encargar el inmobiliario adecuado para el Jardín de Infantes. Dada la poca cantidad de material didáctico, tradujo del libro “El niño y su naturaleza” de la Baronesa de Marenholtz Bülow que le sirvió para la formación de las nuevas docentes y en el cuál se desarrollan las ideas de Froebel.
Después de haber estado tres años en Argentina fue llamada para cuidar a su hijo John, un estudiante de Bucknell, quién estaba muy enfermo y requería de su atención. Sara volvió a la Argentina con John al año siguiente y pasó el resto de su vida aquí. A su regreso, se le encargo la fundación y dirección de un Jardín en Concepción del Uruguay, hasta que en 1888, vuelve a Paraná. Cuando retoma la dirección de la Escuela Normal de Paraná, ya egresaban las primeras tres maestras con el título de Profesoras de Jardín de Infantes. Más tarde, otra de las maestras graduadas, fue Rosario Vera Peñaloza, quien fue alumna de Sara Eccleston y obtuvo el título Superior de Enseñanza en 1894. En honor a esta maestra y pedagoga argentina, el 28 de mayo (día en que falleció) se festeja, en nuestro país, el día nacional de los Jardines de Infantes.
        A Sara, en 1893, se le otorgó el cargo de delegada por el gobierno argentino en la conferencia mundial sobre kindergarden realizada en Chicago, Estados Unidos, donde fue designada vicepresidente del Departamento de Instrucción de Kindergarden. También en ese año fundó la asociación Unión Froebeliana Argentina con el fin de tener un espacio para difundir los principios del jardin de infantes entre maestras y madres.
 En 1897, el ministro Bermejo decide expandir hacia otras ciudades la formación de docentes. Por lo tanto crea el Profesorado de Maestras Jardineras en la ciudad de Buenos Aires, donde le es encomendada a Eccleston la dirección y enseñanza de este nuevo establecimiento. Este instituto tuvo y tiene una gran influencia en la formación de docentes para este nivel.
       Posteriormente fue designada inspectora de jardines de infantes hasta su jubilación en el 1903. A partir de allí estableció un jardín de infantes y escuela primaria, y más tarde adquirió el American College, en los que tuvo un alumnado constituido por hijos de residentes norteamericanos. En 1910 fue requerida desde Mendoza para fundar el jardín de infantes de la Escuela Normal, que se destacó por su avanzada concepción. Luego de esto se dedicó a su jardín privado en Buenos Aires, que ella mismo dirigió hasta su muerte, acontecida el 10 de octubre de 1916. Fue inhumada en el Cementerio Británico de Buenos Aires igual que Jennie Howard, Minnie Ridley y Francis Bessler, que formaban parte de las primeras cuatro maestras que trajo Domingo Faustino Sarmiento.
Su esfuerzo, su lucha incipiente, abrieron la huella pionera de la educación inicial en Argentina, e hicieron que se ganara con justicia el título de "La Abuela de los Jardines de Infantes", con que aún hoy es reconocida.

OBRAS:
     Sara Eccleston no produjo libros ni obras de gran envergadura. Sin embargo, escribió discursos, conferencias y cursos, algunos de los cuales se encuentran en revistas educativas de la época; especialmente en el “Monitor de la Educación Común”. En la página Web de la biblioteca nacional de maestros[3] puede verse una memoria que leyó en abril de 1894, en conmemoración del aniversario de la Unión Froebeliana Argentina. Esta memoria fue publicada en la revista antes mencionada. 

    Por otro lado, se han impreso folletos, que pueden encontrarse en algunas bibliotecas de Argentina, con sus ideas y aportes para el Kinder. Además resulta valiosa la lectura de los informes que escribía como directora de las instituciones que presidió.

   Otras de las actividades destacadas, fue la traducción de obras de lengua inglesa al castellano, con la finalidad de volver accesible al público argentino, los principios y orientaciones froebelianos sobre los jardines de infantes y los niños, lo cual también es un elemento clave para conocer su pensamiento y accionar. A su vez, se sabe que mantenía correspondencia epistolar con pedagogos norteamericanos, trayendo al país, los avances de la pedagogía escolanovista.


SU LEGADO EN EL CAMPO DE LA EDUCACIÓN:

   Luego de haber investigado y leído sobre la vida y obra de Sara Eccleston, puedo comprender mejor el surgimiento del Nivel Inicial en nuestro país, y el porqué de muchas situaciones, que aún hoy tiene arraigadas y le dan sentido a su quehacer diario.
  Sinceramente valoro haber hecho este trabajo, porque no conocía mucho sobre la vida de esta mujer, y ahora, sé que fue además de maestra jardinera, una gran propulsora del nivel en Argentina. No se puede negar, que vivió hasta sus últimos días dando lo mejor de sí, para difundir la importancia del jardín, como un nivel independiente y fundamental para la educación de los más pequeños.
   Por otro lado, vale aclarar también, la importancia del rol que tuvo como profesora y directora de los primeros profesorados de nivel inicial de nuestro país. Gracias a su trabajo incesante y a su vocación, logró la expansión del kinder por toda Argentina. Es así, como sus primeras alumnas graduadas, fueron fundando jardines en otras provincias del territorio argentino. Es el caso de Rosario Vera Peñaloza, que fundó el primer jardín de La Rioja (1898), el de Antoniette Choata en Santa Fe (1887) o el de Custodia Zuloaga en Mendoza.
    Por supuesto que vale agregar, la colaboración que llevo a cabo en la traducción de textos del inglés al castellano. Estos, con ideas escolanovitas (Froëbel, Montessori), permitieron la implementación de una nueva pedagogía, y en consecuencia que el jardín de infantes tenga principios propios y pueda diferenciarse de la escuela primaria.

     En conclusión, Sara Eccleston, no fue una simple maestra. Con gran esfuerzo sentó las bases del nivel inicial, tanto con la creación de profesorados como con la fundación de jardines, en nuestro país. Por este motivo, me parece interesante la idea de haber leído y conocido la vida y obra de una persona, que muchas veces es olvidada, y puso tanto empeño para que nuestra carrera y nuestro futuro trabajo, sea lo que hoy en día es.



REFERENCIAS:

[1] Sarah escribió estos pensamientos cuando el 30 de enero de 1886 partió desde Buenos Aires, Argentina, de regreso a Lewisburg, Pennsylvania, USA.

[2] Cita textual de Lebedinsky. Sacada del capítulo Nº4 “El Proyecto Educativo” del libro “Sarmiento, más allá de la educación”, 2009.

[3] Revista Monitor de la Educación Común, digitalizada en la página Web: http://www.bnm.me.gov.ar/ebooks/reader/reader.php?dir=90019035&num_img=90019035_0929-00&mon=1&vn=s&vi=s&vt=n&vp=s&vv=s&vh=s&c=&zoom=200&modo=




2 comentarios:

  1. Estoy haciendo una investigacion acerca de la actuacion de Sara Eccleston como enfermera durante la guerra civil americana. Diana Larisgoitia, Ph.d. laris@juno.com.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!! la verdad es que no tengo información acerca de su rol de enfermera, como habrás leído, es todo sobre su relación con la educación! Pero si algo de todo esto te sirve, no hay problema en que lo uses...
      De paso te dejo parte de la bibliografía que utilicé para realizar este trabajo, tal vez, haya datos que te sean de utilidad!

      Nuria


      - ELIZAR, Emilia; “La entrerriana que transitó los caminos de Sarah Eccleston” en el periódico online “El Diario”. Abril, 2011. Paraná. Disponible en la Web:
      http://www.eldiario.com.ar/diario/interes-general/3733-la-entrerriana-que-transito-los-caminos-de-sarah-eccleston.htm
      - WIKIPEDIA; “Sara Chamberlain de Eccleston” en Wikipedia, la Enciclopedia Libre. Noviembre, 2008. Disponible en la Web: http://es.wikipedia.org/wiki/Sara_Eccleston
      - ANÓNIMO; ¿Quién fue Sara Eccleston? Disponible en la Web: http://www.saraheccleston.com.ar/contenidos/saraheccleston.htm

      Eliminar